Primeros pasos para emprender tu negocio propio

emprender-negocio
Por: - 31 octubre, 2019

¡Hola! Primero que nada quiero decirte que no estás sola, que todos estamos en el mismo barco y que estoy segura que cuando todo esto pase, vamos a renacer con más fuerza.

Ahora, es importante también tomar en cuenta que cada persona reacciona diferente a este tipo de situaciones… ¡Y está bien! Hay quienes están tratando de hacer su vida “normal” como era su rutina: hacer ejercicio, conectarse para trabajar, tener tiempo para actividades recreativas, etc…

Hay quienes están saturándose al máximo manteniendo una agenda mega apretada: 8 am ejercicio, 9 am desayuno, 10 trabajo, 2 pm comida, 5 pm yoga, 8 pm meditación, 9 pm pintura, 10 pm leer, 11 pm dormir… porque eso es lo que les funciona y les mantiene la mente ocupada, ¡y está bien!

Y también a quienes les está costando mucho más trabajo acoplarse, el estrés, la presión, insomnio… ¡y también está bien!

Todos estamos tratando de adaptarnos a nuestra nueva realidad y estamos reflexionando sobre nuestro camino. Si tu eres de las que están planeando un nuevo negocio para arrancar ahora o para arrancar terminando la cuarentena, entonces quiero darte unos tips para ayudarte:

Lo primero que se necesitas hacer para emprender un negocio es tener claro qué es lo que quieres, además de saber, con todo tu corazón, que vas a lograr que ese sueño tuyo se vuelva realidad. Pero esto no será por arte de magia, si no que tendrás que trabajar y esforzarte para tenerlo.

1. Saber qué es lo que pretendes con este nuevo negocio y idea en mente.

La pregunta es: ¿hacia dónde lo quieres llevar? ¿Qué quieres lograr? Apunta la respuesta y analízala hasta que sea la correcta para ti.

2. ¿Cuál es tu objetivo?

Tener claro tu objetivo te llevará a conectar con tu meta.

Por ejemplo, quiero llevar mi negocio a tener X número de alumnas y a tener X número de diplomados; y mi objetivo es transmitir mis conocimientos de asesora de imagen para formar nuevos profesionistas de la industria.

3. Desarrolla un plan

Si no sabes absolutamente nada sobre planes de negocios, pídele ayuda a alguien que sepa del tema o que ya tenga un negocio corriendo. Debes conocer tu mercado, tu competencia y la calidad del servicio que vas a ofrecer.

4. Haz un vínculo con tu cliente

Puedes buscar diferentes canales para tener contacto directo con tus clientes. A veces estamos muy ocupados pero esto es muy importante. Es un diferenciador importantísimo. Por ejemplo, redes sociales o una red de conexiones hacia ellos. Es importante que aprendas a escucharlos para que te den retroalimentación.

5. No quieras vender todo

Si lo que ofreces es un servicio, ten en cuenta que no tooooodo lo tienes que vender. Puedes ofrecer información, algunas asesorías o muestras de tu producto sin costo para dar a conocerte y dar a conocer tu servicio o producto.

6. Ponte metas a corto, mediano y largo plazo

Te voy a explicar por qué son importantes las metas a corto, mediano y largo plazo: cuando emprendes o haces algo nuevo, no todo es fácil y simple. A veces te vas a enfrentar con obstáculos que te van a querer hacer darte por vencida. Pero cuando regresas a ver tus metas y a medir tus resultados (poco o mucho avance) te puede ayudar a mantenerte motivada para no rendirte.

7. No tengas miedo

Nuestro principal enemigo muchas veces somos nosotros mismos. El miedo es horrible porque puede paralizarte y hacer que te rindas. Siempre va a haber alguien que te critique, que se queje o que te diga que no puedes y que es una mala idea, y te van a hacer dudar de ti misma y sentirte insegura. ¡No los dejes! Regresa a leer tus metas y objetivos y mantente motivada. Si no lo haces tú misma para ti, nadie más lo hará.

8. Créelo

Imagínate que quieres vender tu producto y cuando te preguntan algo, dudas de él. ¡Así no lo lograrás! Fíjate cómo hablas de tí misma, de tu negocio, producto o servicio. Tú debes ser la primera persona en creer en tu proyecto para que funcione. Así lograrás que los demás crean en ti.

9. Sé paciente

Los grandes negocios e ideas no se hicieron de la noche a la mañana. Ve un día a la vez y paso a paso cumpliendo metas pequeñas y sobre todo, ten paciencia y no te desesperes. Cuando menos te des cuenta, lo habrás logrado. Te lo prometo.

10. Disfruta

No sirve de nada emprender si todos los días te sientes frustrada, con miedo e insegura. Sentir esto es normal, pero aprende también a hacerlo a un lado y disfrutar al máximo cada acierto y cada error.

Si quieres empezar a prepararte para desarrollarlo desde el principio, puedes tomar mi Master en Pequeño Negocio donde te llevo de la mano, paso a paso, a materializar tu negocio.

Besos,

Bibi.

Close Bitnami banner
Bitnami