15 reglas de comportamiento para la oficina

Actualizado: 20 de ago de 2019


El tiempo que pasamos en el trabajo puede ser una parte súper significativa de nuestro día, si no es que justo la mayoría del día estamos en la oficina, por lo que es importante que nuestro ambiente de trabajo sea agradable pero sin perder lo profesional.


El cómo te ves dice mucho de tu imagen corporativa, (lee mi artículo: ¿Qué me pongo para la oficina?) pero también tu personalidad y cómo te desempeñas con tus compañeros, jefes y equipo, pueden crear una imagen sobre ti que podría afectar o por el contrario, favorecer tu carrera y tu desempeño laboral.


Estas son las 15 reglas básicas de comportamiento para la oficina, sin importar si trabajas en gobierno, negocio local o la carrera en la que te desempeñes. ¿Cuántas de ellas cumples?


1. Saluda

No hay persona más educada que la que saluda todos los días. No tienes que darles beso a todos, con decir "buenos días" es más que suficiente. Si te subes a un elevador o entras a un cuarto específico: "Hola, buenas tardes", siempre será mejor que no saludar.

Si es algo más personal, por ejemplo que te presenten a alguien o que entres a una junta, y no sabes si saludar de beso o no, sé el primero en estirar la mano. Saluda fuerte y firme y siempre viendo a los ojos.


2. No hables de temas personales

Puede que tengas amigos en la oficina que se han convertido en personas de confianza, pero a la fila de atrás no le interesa saber por qué te peleaste con la novia o el novio. Eso cuéntalo con discreción en horarios no laborales.


3. Nivela tu tono de voz

No hay nadie más molesto que la persona que habla tan fuerte que parece que quiere que toda la oficina la escuche. Procura nivelar tu tono cuando te diriges a otras personas o incluso cuando estás en una llamada telefónica.


4. Sé atento

Igual que el punto 1, si te abren la puerta di "gracias", si te ceden el paso o cualquier atención, aunque sea un desconocido, agradécela. Además, a ti tampoco te cuesta nada sostener la puerta del elevador cuando ves a alguien corriendo hacia él.


5. No critiques ni hables mal de los demás

¡Uy! Todo un tema con los chismes de la oficina. No hagas chismes y no critiques a los demás. Se ve súper mal y es todo lo contrario a una persona preparada, comprometida y seria. Además, que oso que estés en pleno chisme sobre tu jefa con tu comadre en el baño y tu jefa o una compañera esté escuchando sin querer o llegue en ese momento. ¡Podrías incluso perder tu trabajo!

Recuerda que lo que hables de los demás dice mucho más de ti.

6. No hables con groserías

Igual pueden ya ser tus mejores amigos, pero hablar con groserías proyecta a una persona informal en vez de a una persona confiable.


7. Ponte audífonos

La playlist del 2018 con los mejores hits de reggaetón que hiciste, escúchala con tus audífonos puestos. No a toda la gente le gusta el mismo tipo de música que a ti y es muy molesto intentar trabajar escuchando el "Maluma Baby" si no te gusta.


8. Pregunta si quieres apagar /prender el aire

Puede que tú estés enfermo y necesitas apagar el aire acondicionado, pero tal vez los demás tienen muchísimo calor. Pregunta primero y luego toma una decisión.


9. Mantén limpio tu lugar

Procura que tu lugar esté lo más ordenado posible. Imagínate que huela feo o que tenga una manzana podrida tu cajón. ¡Qué horror! Nada como alguien limpio y ordenado para compartir espacio.


10. No te maquilles / peines / perfumes

Si necesitas maquillarte, peinarte o ponerte perfume, ve al baño a hacerlo. Lo mejor será que antes de llegar a la oficina te organices para lograrlo, pero no lo hagas ahí en frente de todos. No se ve bien y, por ejemplo, el olor podría molestar a los demás.

De igual manera, no llegues con el pelo mojado que parece que te bañaste hace 10 minutos y así saliste de la regadera. Llegar con el pelo empapado habla muy mal de tu imagen personal en oficina.


11. Sé puntual

Seguro has leído 144 estudios en internet que dicen que "Las personas impuntuales son más inteligentes" o "La puntualidad no importa si haces tu chamba a tiempo". ¡Error! Ser puntual dice muchísimo sobre tu capacidad de organización, medición de tiempo y compromiso. Si tu horario es a las 9, a las 8:50 deberías ya estarte sentando en tu computadora. Si de plano no lo lograste por alguna circunstancia externa a ti y llegaste tarde a la junta, pide una disculpa y procura incorporarte sin distraer a los demás.


12. Cuidado con los alimentos

Lo mejor será que no comas en tu lugar, pero si no tienes otra opción, por favor, no lleves huevo con atún, palomitas o pasta con mucho ajo o cualquier alimento que podría despertar olores molestos que pueden hacer insoportable la estancia. Además, podrías derramar comida o bebidas en tu computadora o documentos importantes. ¡Ten cuidado con eso!


13. Evita los sentimientos a flor de piel

Todos somos humanos pero en el trabajo, demostrar abiertamente tus emociones puede ser sinónimo de falta de carácter, falta de inteligencia emocional y desconfianza. Sea una situación personal o laboral, si necesitas llorar o gritar o lo que sea, será mejor que te retires y busques otro espacio.


14. Cuidado lo que haces en tu compu

Podrías pensar que nadie está viendo, pero que te cachen que estás viendo Keeping up with the Kardashians en horas laborales podría incluso ser motivo de despido. Procura no estar revisando tus redes sociales o haciendo cualquier otra cosa que no sea de trabajo en tu computadora. Si de plano no te aguantas, hazlo desde tu celular.


15. Cuida tu aseo personal

Báñate todos los días y usa ropa limpia. No hay nada que hable mejor o peor de ti que tu cuidado y aseo personal.


¿Tienes alguna otra duda? ¡Déjame tus comentarios en mis fotos de Instagram para que te pueda contestar! @BibiNassar


Besos,

Bibi.

Sígueme en: 

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono Pinterest
  • Gris Icono de YouTube
  • Grey Twitter Icon

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER:

Todos los derechos Reservados Bibi Nassar® 2019  Un sitio creado por Intox Media Group S.A de C.V