¿Qué me pongo para la oficina?

Actualizado: 20 de ago de 2019


Seguramente ya estás de regreso en tu trabajo, pero, ¿te has fijado que podrías estarte poniendo lo mismo y caer en un círculo vicioso de estilo con tal de cumplir con las normas de vestimenta de tu empleo?


Hoy quiero darte algunos tips y consejos para tu look en la oficina y que al mismo tiempo respetes las normas de vestimenta, conservando siempre la elegancia, formalidad y tu propio estilo.


Vístete ad hoc a tu trabajo

La forma en la que te vistes dependerá mucho de a lo que te dediques. Si estás en un área de creatividad, publicidad o comunicación, entonces puedes usar más colores y texturas o prendas más originales. Si tu trabajo consiste en servicio al cliente, por ejemplo ventas, derecho o algo administrativo, entonces tu vestimenta deberá de ser más formal.


Reglas generales

Sin importar a qué te dediques, estas prendas están prohibidas para usarlas en la oficina:


- Mini faldas

- Transparencias

- Pants deportivos

- Escotes pronunciados

- Sandalias de tiritas o chanclas

- Playeras de tiras o con hombros al descubierto (solamente si llevas otra prenda encima que no te quitarás en todo el día)

- Prendas en mal estado, por ejemplo, jeans muy rotos o playeras y suéteres con bolitas de tela

- Lentes de sol en lugares cerrados

- Vestidos de playa o fiesta

- Shorts o bermudas

- Ropa muy ajustada

- Tacones gigantes


Fotos: Pinterest


Ahora, lo que sí puedes usar, cualquiera que sea tu ocupación:

- Pashminas, mascadas y bufandas

- Prendas con mangas 3/4

- Faldas y vestidos que no quede 4 dedos arriba de la rodilla, recuerda que esto dependerá de tu estatura, pero en una oficina las faldas cortas no son correctas

- Tacones a una altura normal, es decir 8 - 10 cms

- Tenis: estos solamente si tu trabajo es más relajado y de preferencia tenis de vestir, no de ejercicio

- Playeras estampadas: combínalas con toques formales como tacones y blazer

- Jeans: en algunos lugares está prohibido pero si te los permiten, procura que sean lisos y de color oscuro. Deja para tus fines de semana los rotos o con mucha pedrería.


Estas son algunas opciones de outfits que puedes llevar a la oficina, pero recuerda que todo depende también de tu estilo al vestir y de tu tipo de cuerpo.

Si quieres conocer más sobre tu cuerpo, escríbeme aquí: BIBI CONTACTO.

#TIPDEBIBI

También ir vestida en exceso es un error. No por ir demasiado elegante o sobre arreglada creas que estás dando la mejor impresión, al contrario, a muchas personas no las contratan por exagerar al momento de querer crear una buena primera impresión.


Recuerda que tu vestimenta es parte importantísima de tu imagen y hace que los demás se formen una percepción de ti. Podría llegar incluso a hacer que te consideren una persona seria, responsable y apta para el trabajo por tu apariencia física. Todos queremos que el talento y las capacidades sean las que nos definan pero asegúrate que tu imagen esté hablando correctamente por ti.


¿Tienes más dudas?

Escríbeme AQUÍ para una asesoría personalizada conmigo.


Besos,

Bibi.


Sígueme en: 

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono Pinterest
  • Gris Icono de YouTube
  • Grey Twitter Icon

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER:

Todos los derechos Reservados Bibi Nassar® 2019  Un sitio creado por Intox Media Group S.A de C.V